¿QUÉ ES LA ACUPUNTURA?

La acupuntura es una técnica terapéutica milenaria originada en China que ha perdurado y evolucionado a lo largo de la historia. Hoy en día el alcance de la acupuntura es internacional, y tiene cada vez más presencia en occidente, además de ser reconocido por varios organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual elaboró unas directrices sobre la seguridad de la acupuntura y su efectividad y sugirió que alrededor de 43 enfermedades podrían ser tratadas con acupuntura. En 2010 fue declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La acupuntura es la principal técnica usada en la Medicina Tradicional China (MTC), pero también forman parte de ésta la moxibustión, QiGong, masaje Tui-Na, ventosas, dietética y auriculoterapia. Una de las principales características de estos tratamientos, a parte de su efectividad, es que carecen de efectos secundarios.

¿En qué consiste la acupuntura?

Consiste en la inserción de pequeñas agujas desechables muy finas en determinados puntos del cuerpo, situados a lo largo del recorrido de los meridianos o canales energéticos, a través de los cuales se puede influir positivamente restaurando el flujo energético del cuerpo, equilibrando y regulando las funciones del organismo. Elimina el bloqueo que está causando las molestias y logra un equilibrio energético a nivel físico y emocional.

Un aspecto relevante de la MTC es que trata al ser humano desde un punto de vista holístico, es decir, a través de la observación de sus hábitos de vida y su relación con el entorno, el ambiente, la dieta, patrones de sueño, estilo de vida, estado emocional, etc. Cada uno de estos factores afectará a nuestro calidad de vida de forma diferente y es por ello que la persona es vista de un modo integral. Así, cada tratamiento está diseñado para un único individuo. Dos personas con un diagnóstico o conjunto de síntomas similares tendrán diferentes planes de tratamiento.

Trabajamos con la causa raíz del problema, no sólo con los síntomas que se manifiestan.

Aplicaciones de la acupuntura

Un ejemplo de los principales desequilibrios con los que te puede ayudar la acupuntura son los siguientes: 

Aparato digestivo

  • Ardores
  • Malas digestiones
  • Vómitos
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Colon irritable

Traumatología

  • Contracturas musculares
  • Tendinitis
  • Lumbalgias
  • Cervicalgias
  • Hernia discal
  • Codo de tenista
  • Hombro congelado

Salud de la mujer

  • Infertilidad
  • Dismenorrea
  • Sindrome premenstrual
  • Menstruación irregular
  • Vómitos en el embarazo
  • Menopausia

Estado de ánimo

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Insomnio
  • Fatiga crónica
  • Tabaquismo

Neuralgias

  • Cefaleas
  • Migrañas (adultos e infantiles)
  • Neuralgias
  • Neuralgias del trigémino
  • Parkinson
  • Parálisis facial

Reumatología

  • Artritis reumatoide
  • Artrosis
  • Fibromialgia

Dermatología/piel

  • Eccema
  • Psoriasis
  • Urticaria
  • Picores
  • Acné

Ap. respiratorio

  • Tos
  • Asma
  • Alergias
  • Otitis
  • Faringitis
  • Afonía

Otros

  • Hipertensión
  • Obesidad
  • Prostatitis
  •  Acúfenos
  • Astenia o cansancio
  •  Eneruresis nocturna
  • Retención de líquidos